PERPETUA PARA LOS MONSTRUOS QUE LE DIERON MUERTE AL PEQUEÑO AARON PERALTA

Julieta Emiliano y Sebastián Álvarez fueron hallados culpables del delito de"homicidio doblemente calificado por el vínculo y alevosía"y recibieron la pena máxima. Aarón tenía apenas 15 meses cuando en octubre de 2018 murió a causa de la brutal golpiza.

Julieta Antonella Gutiérrez (22), la madre del bebé de 15 meses asesinado a golpes en Morteros hace casi un año, el 14 de octubre de 2018, y su concubino, Emiliano Sebastián Álvarez (29), fueron condenados a prisión perpetua de ser hallados culpables "homicidio doblemente calificado por el vínculo y alevosía". En el caso del hombre, como autor material del crimen y de la mujer, como partícipe necesario. 

En su última palabra, Álvarez se limitó a decir: "Me da lástima lo que le pasó al chico. Nunca imaginé esto". Por su parte, el abogado de la madre de Aarón dijo que su defendida no estaba en condiciones de decir una última. La mujer se mantuvo siempre cabizbaja y nunca dejó de llorar durante la última audiencia del juicio. 

Antes del fallo, la fiscal rechazó el planteo de inconstitucionalidad que presentaron las defensas de los dos imputados. 

(Informe Osvaldo Soria)

 

Comentarios

Comentar artículo